¿Que pasaría si no hubiera pelvis? por Gloria Lemay

5 febrero, 2009

¿Y qué tal si la pelvis tuviera tan poco que ver con como nace un niño como el tamaño de la nariz de la madre?. Después de más de 20 años atendiendo partos estas son las conclusiones a las que he llegado.

La pelvis se abre en tres puntos: la sínfisis pubiana y las dos articulaciones sacro ilíacas. Estos puntos estás llenos de hormonas relajantes: la pelvis empieza a deshacerse literalmente a partir de la 34 semana del embarazo. Además de estas caderas móviles, amplias y flexibles, la naturaleza ha dado a los humanos el premio extra de tener una cabeza de bebé amoldable, plegable y que se encoge. Igual que una olla al vapor tiene tapas que se ajustan a todas la cazuelas, los cuatro huesos superpuestos que forman la cabeza del bebé se ajustarán al cuerpo de la madre. Lee el resto de esta entrada »


“Más que humanizar el parto, hay que mamiferizarlo”. Entrevista a Michel Odent

5 febrero, 2009

“Las mujeres tienen que parir sin espectadores para que puedan liberar oxitocina, la hormona del amor, porque es una hormona tímida”. Michel Odent, prestigioso ginecólogo francés, pionero en la promoción del parto fisiológico y precursor hace tres décadas de las bañeras de dilatación, ha hablado con Ser Padres sobre la importancia de lograr partos menos medicalizados y mucho más naturales, o como él los llama, más cercanos a los de todos los demás mamíferos, más “mamiferizados”. Lee el resto de esta entrada »


El nacimiento de los mamíferos humanos, por Michel Odent

1 febrero, 2009

Todos los mamíferos dan a luz gracias a una repentina emisión de hormonas. Una de ellas, concretamente la oxitocina, juega un papel trascendental, ya que es necesaria para la contracción del útero, lo que facilita el nacimiento del bebé y la expulsión de la placenta. También se la conoce por inducir amor maternal. Igualmente, todos los mamíferos pueden segregar una hormona de emergencia, la adrenalina, cuyo efecto es frenar la oxitocina. La adrenalina se segrega ante una situación de peligro. El hecho de que la oxitocina y la adrenalina sean antagonistas explica que la necesidad básica de todos los mamíferos a la hora de parir es sentirse seguros. En la jungla, la hembra no podrá dar a luz mientras exista un peligro, como por ejemplo la presencia de un depredador. En este caso, la segreración de adrenalina es una ventaja, pues los músculos que sostienen el esqueleto recibirán más sangre, y la hembra dispondrá de energía suficiente para luchar o huir; en este caso, es una ventaja poder frenar la producción de oxitocina y posponer el parto. Lee el resto de esta entrada »


Por un nacimiento consciente, Khoukha Jiménez

5 noviembre, 2008

“Dar a Luz”

El estado de inconsciencia y la desconexión de su Origen que vive la humanidad actual, ha generado el olvido de lo sagrado de la gestación, del embarazo y del nacimiento consciente, relegando el parto a cuidados mecánicos y médicos donde la mujer está desprovista de su poder de “Dar a Luz”. Esto causa estragos en las almas recién venidas a la experiencia humana.

En las últimas décadas, estudios científicos demuestran el impacto que tiene el nacimiento en el desarrollo de la salud física, emocional, mental y espiritual del Ser que viene a revestir una materia física. El pasaje del alma cuando toma un cuerpo es el momento clave en el que se “graban” a nivel celular las experiencias que condicionarán la vida del niño. Lee el resto de esta entrada »